Noticias y Prensa

Una conversación con Alberto Fluxá y Sergio Barros, actual y próximo gerente general de BSF

en 13 Enero 2021, 16:50PM
  • Noticias

Luego de 21 años en Bodegas San Francisco, Alberto Fluxá terminará su ciclo como gerente general de la compañía y formará parte de los directorios de la empresa en Chile y Perú.

Su legado incluye la expansión de los centros logísticos en Santiago y regiones (Antofagasta, Chillán, Temuco y Puerto Montt); el crecimiento de la cartera de clientes; el posicionamiento de BSF en la industria logística y el desarrollo de BSF Almacenes del Perú desde el año 2009. Esto, además de la consolidación del gobierno corporativo de la firma y la integración de la sustentabilidad al núcleo del negocio.

Sergio Barros Fontannaz, actual gerente Inmobiliario de BSF, lo sucederá a partir del 1 de enero. Su conocimiento de la industria y su visión estratégica, le permitirá enfrentar los desafíos que tiene por delante el sector de la logística, producto de los cambios en los hábitos de consumo, la transformación digitalización; y el rol de los centros logísticos en la descontaminación de las ciudades.

En esta entrevista, ambos ejecutivos evalúan el 2020 e intercambian perspectivas y opiniones sobre los retos que vienen para Bodegas San Francisco.

Alberto, la pregunta de rigor al comenzar esta entrevista: ¿Cómo vivieron desde el negocio de la logística y el bodegaje el año 2020 marcado por la pandemia?

Fue un año desafiante. La pandemia nos exigió adaptarnos rápidamente para apoyar a nuestros clientes, que también debieron aprender a responder con agilidad a una situación compleja y de altísima demanda por la explosión del e-commerce. Por otro lado, al ser los principales operadores de centros logísticos del país, entendimos que nuestro aporte en la continuidad de la cadena de abastecimiento era fundamental. No podíamos detenernos, pues de nosotros dependía, en gran parte, que los supermercados, tiendas de retail, pymes e importadores de suministros básicos cumplieran con la entrega de productos en tiempo y forma.

Para mí, 2020 es la demostración de que las crisis son oportunidades para aprender porque, independiente de todo, supimos enfrentarla y salir fortalecidos.

¿Cómo eso se reflejó esto en los números, Alberto?

Este 2020, con la pandemia, el incremento de los operadores de última milla y el e-commerce nos permitió aumentar el número de clientes y mantener un nivel de ingresos por ventas muy bueno para tratarse de un año de crisis. Creo que la flexibilidad de nuestro modelo de negocio y la velocidad de respuesta, resultaron clave para obtener estos resultados.

Sergio, Ud. asumió la gerencia general el 1 de enero ¿Tiene ya una visión de cómo vendrá el 2021 desde el punto de vista comercial?

Nosotros esperamos crecer un 5%, si proyectamos la evolución del e-commerce y un incremento en el consumo general y las importaciones. Me parece que esa es una tendencia que se va a seguir profundizando, no obstante, si algo nos enseñó el Covid 19, es que vivimos en un mundo volátil e impredecible, y tenemos que estar preparados para responder rápidamente y adaptarnos.

Alberto, ¿qué le diría a los clientes de BSF luego de haber construido una relación de más de 20 años con ellos?

Una de las cosas que más me interesaba era dejar constituido un equipo de profesionales de alto nivel, y creo que eso se logró ampliamente con la adecuación del organigrama y con la consolidación del gobierno corporativo. Esto fue fundamental para BSF, formado por sus socios fundadores desde cero, y cuya visión nos permitió crecer hasta llegar a ser líderes del mercado en Chile. Lo que digo a nuestros clientes es que BSF tiene una muy larga trayectoria y que ha ido desarrollándose acorde los tiempos. Eso se traduce en confianza, seguridad y flexibilidad. Todos atributos que seguirán profundizándose en el tiempo bajo el liderazgo de Sergio.

Y usted Sergio, ¿qué le diría a los clientes?

Como dice Alberto, tenemos proyectos en mente que fortalecerán nuestra oferta de valor a los clientes, pero en este momento, quiero transmitir a nuestros clientes que estamos preocupados de acompañarlos tanto en sus crecimientos como en los períodos de crisis, porque ellos son la razón de ser de nuestro negocio. En este sentido entendemos sus necesidades, por eso proyectamos ampliar el modelo de Built-to-Suit, donde tengan un diseño de bodegas más adecuado a sus necesidades específicas. Si bien en Bodegas San Francisco ya cumplimos 35 años, somos una empresa joven, que lee el mercado y que desarrolla soluciones escuchando a sus clientes.

¿Cuál será el sello de su gestión en BSF, Sergio?

Yo soy de la idea de que las gerencias generales tienen que caminar hacia la cercanía con los colaboradores y a fomentar la iniciativa de estos. Yo reviso mi experiencia , y ese estilo de hacer las cosas me ha permitido llegar a más personas y conocer su potencial.

Además de eso, seguir innovando y consolidar la línea que ya venía desarrollando Alberto, de la logística sustentable. Es algo que me deja muy contento, porque nos propusimos como empresa ser un aporte desde nuestra propia operación y ya lo estamos haciendo con Volta para el manejo de residuos, o con los estacionamientos solares, electrolineras y muchas otras iniciativas más pequeñas que mejoran la experiencia de los usuarios de BSF. Hacia allá seguiremos avanzando.

Alberto, ¿qué es lo que más valora de su carrera en BSF?

Sin lugar a dudas, haber sido parte de un tremendo equipo humano que ha hecho posible que Bodegas San Francisco sea hoy la empresa nacional líder en arriendo de bodegas. Este equipo ha demostrado profesionalismo y compromiso a toda prueba. Quiero aprovechar la ocasión para agradecerles a cada uno de ellos su valioso aporte al logro de las metas que nos fuimos planteando en cada etapa. También, agradecer al directorio, que me respaldó en todo momento y apoyó mi decisión de dejar la gerencia general, eligiendo al mejor sucesor posible, como es Sergio, para continuar desarrollando los grandes lineamientos estratégicos.

¿Y ud. Sergio, qué le diría a su antecesor?

Le daría las gracias… Quiero desearle todo el éxito en sus proyectos, porque me consta que tenía la necesidad de dedicarle más tiempo a su empresa, pero también a su núcleo familiar y eso es muy valorable. Como líder de BSF en este último tiempo, solo tengo palabras de reconocimiento, porque con su forma de conducir la empresa dejó un estilo cercano y participativo –con el que me identifico mucho- además de una gestión marcada por el logro de los objetivos y la preocupación permanente por las personas.

Recientes